Mediación escolar

El papel de la mediación es fundamental en los casos de acoso escolar, es por eso que podemos hablar de la existencia de una mediación escolar.

El mediador al facilitar la comunicación, formular sugerencias y eliminar diferentes obstáculos que puedan existir para la negociación directa, ayuda a que las partes en conflicto puedan resolver sus problemas.

La mediación escolar tiene cinco fases:

1. Presentación y aceptación del mediador propuesto.

El mediador debe asegurarse que es aceptado por todas las partes.

2. Recogida de información sobre el conflicto y sobre las partes implicadas en éste.

Se podrá hacer mediante conversaciones por separado con todas las partes afectadas.

Antes de pasar a la siguiente fase, el mediador debe tener claro cuáles son los aspectos fundamentales del conflicto desde las diferentes perspectivas que se le presentan, para así poder planificar una estrategia.

3. Elaboración de un “texto de acuerdo” o un “contrato” sobre las reglas y condiciones del proceso de mediación , en el que se especifiquen:

  • Las características del papel del mediador.
  • Qué se puede esperar del mediador.
  • Un listado con lo que se puede hacer durante el proceso.
  • El procedimiento que se va a seguir.

4. Celebración de reuniones conjuntas con todas las partes implicadas.

Estas reuniones deben planificarse.

Su objetivo es favorecer la escucha entre ambas partes, de modo que sea más fácil llegar a un acuerdo mutuo, con ganancias para todas las partes.

5. Elaboración y aprobación del acuerdo.

El acuerdo debe quedar claro y debe formularse de forma realista.

El mediador ayuda a que finalmente los acuerdos a los que se llegan, se alcancen.

Debe comprobar que todas las partes entienden el acuerdo de la misma forma y que están conformes con él.

En el caso de la mediación escolar al tratarse de casos de acoso escolar hay que tener en cuenta que estamos ante un desequilibrio de poder entre la víctima del acoso y la figura que ejerce el acoso, por lo que se deben de tomar precauciones especiales, para asegurar y garantizar la seguridad y la protección de la víctima en todo momento, previniendo nuevos casos de acoso y tratando de que los acosadores asuman su responsabilidad.


Claves en el proceso de mediación escolar:

– Hay que identificar las necesidades e intereses de la manera más concreta posible, para favorecer que se puedan encontrar soluciones conjuntas; y que las partes no se cierren en una determinada propuesta.

– Hay que mantener una comunicación respetuosa hacia la otra parte, para evitar la confrontación. En muchas ocasiones, la tensión creada desde el inicio del problema dificulta considerablemente la comunicación entre ambas partes, generando, además del conflicto que se trata de resolver, un segundo conflicto, originado por una pésima comunicación mientras que se intenta solucionar el primer conflicto.

– Hay que buscar diferentes alternativas para resolver los conflictos, de una forma que den respuesta a los intereses de ambas partes. Para esto, se puede acudir a técnicas como la tormenta de ideas.

– Hay que tratar de elegir la mejor solución, considerando todas las ideas. Una vez elegida la mejor solución, se elaborará un plan de acción en el que se decida exactamente qué hacer y cuándo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s